eHealth y millenials, futuro al cuadrado

eHealth y millenials

¿O quizá deberíamos decir mHealth? Porque la pasión por los móviles de la llamada generación millenial es determinante en todos los aspectos. Pero en este blog hablamos de salud, y como expertos en el sector no podemos obviar el binomio eHealth y millenials: el uso constante de las herramientas de la eHealth por los nacidos a partir de los 80. Una generación digital por excelencia, hiperconectada y actualizada con las tecnologías emergentes. Esta característica de los millenials a menudo es criticada, por muchas y evidentes razones. Sin embargo, en el mundo de la salud digital, es una ventaja que los jóvenes utilicen las pantallas para tomar responsabilidad sobre su propia salud. Si se utilizan convenientemente.

Los millenials están cómodos con el intercambio de información online. Sobre esta base, los actores que impulsan la eHealth, así como los profesionales médicos, no deben olvidar este segmento de pacientes. Y parte de los esfuerzos en implantar definitivamente la eHealth se deben concentrar en él. Se trata de una generación que lleva una vida drásticamente diferente a la de sus padres en lo que a herramientas de comunicación se refiere. Además, el uso de los móviles y los wearables por su parte se orienta mucho a la prevención. Un eje básico de la salud digital. Un gran número de jóvenes controlan su nivel de ejercicio y sus rutinas alimenticias, por ejemplo, con las nuevas tecnologías.

Pero hay un aspecto de la eHealth (los serious games y la gamificación) que se adapta perfectamente a este target. Videojuegos, juegos en realidad virtual… Este tipo de metodología aplicada a la salud es fácilmente aplicable a los millenials. Por lo que hay que potenciarlo. Siempre se dice que la juventud es el futuro. En el campo de la salud digital, esta es una de las pruebas de ello.

videojuegos salud realidad virtual

Millenials, un nuevo modelo de paciente

Una primera conclusión que podríamos extraer sería que la industria médica debe encontrar formas nuevas e innovadoras para adaptarse a las necesidades de esta generación. Jonathan Catley -experto en la materia y autor del Blog Medical Marketing Insights- insiste en ello. No hay que quedarse en lo ya existente, sino aprovechar el camino ya marcado. El objetivo es crear, tanto para ellos como para todos, una experiencia de atención médica que radique en el apoyo, que sea personalizada y, por supuesto, conectada digitalmente.

Como valor añadido, tal como afirma Catley, el nicho de los millenials es muy activo y receptivo. Y está más dispuesto al proceso prueba-error. A equivocarse y aprender. Sin miedo a preguntar y a ser muy participativos en la dinámica de la atención médica. Y también en implementar en su vida nuevas formas de curación. Por ejemplo, mediante la gamificación, como mencionábamos antes. Este perfil de paciente es, de hecho, el que se busca la filosofía de la salud digital: un paciente empoderado que controla de forma responsable su propio estado de salud.

Apps de salud para millenials

No hay duda de que los teléfonos inteligentes (con las apps de salud) y los modernos wearables (por ejemplo de fitness) son los medios protagonistas. Una eHealth que cada vez se restringe más a una mHealth, a una salud digital estructurada en aplicaciones móviles. Hay multitud de ejemplos de apps de salud que tendrían cabida en este artículo. Pero ya que hablamos de millenials, nos centraremos en aplicaciones de salud pensadas para ellos. Y, específicamente, para una parte de ellos. Las que están dirigidas concretamente a los “parennials”, como los llama el periódico New York Times. En otras palabras, los padres millenials. Progenitores que hoy en día tienen entre 25 y 35 años aproximadamente. Que se familiarizan con muchas tareas de la paternidad gracias a Youtube. En este escenario, triunfan apps como las que informan sobre el motivo del llanto del niño o niña. O las que ofrecen recetas para todo tipo de papillas, entre otras. O las que, antes de que nazca el bebé, ayudan a la gestión del embarazo.

Este tipo de apps no estaban antes en manos de los que fueron padres hace diez años. Están totalmente enfocadas a los millenials -en este caso a los parennials-. El mercado ha sabido detectar la necesidad (o mejor dicho, crearla), y ha ofrecido el producto perfecto para cubrirla.

parennials

El problema endémico

Pero ante tanta oferta de aplicaciones, el reto es que los millenials sepan elegir las más adecuadas entre las que coincidan con sus objetivos. Sin perderse en la “adicción a la tecnología” ni fiarse de apps poco acreditadas. Y, por descontado, sin utilizar Google como un médico telemático para resolver cualquier consulta de salud. Porque este sería el obstáculo más grande que hay que afrontar cuando hablamos de eHealth y millenials. Lamentablemente, sería una utopía afirmar que los grandes actores de la salud pueden llegar a controlar este problema que, como dicta el subtítulo de este párrafo, ya es endémico. Solo el esfuerzo en la formación de las generaciones venideras puede ser la solución de cara a los que, en el futuro, serán los nuevos millenials.

ZENMNESS, S.L.