eHealth para pacientes oncológicos

eHealth para pacientes oncológicos

Mejorar la calidad de vida de los pacientes en tratamiento por cáncer es una asignatura pendiente de nuestro sistema de salud. Pero las investigaciones van dando pasos a favor de que esta tendencia cambie. La eHealth y sus herramientas pueden ser un elemento clave en ello. Las tecnologías emergentes aplicadas a la salud pueden ser un apoyo para que esa persona mejore su estado físico y emocional. Incluso cuando ya han superado la enfermedad. Por eso hoy en nuestro blog hablamos de eHealth para pacientes oncológicos. La gamificación o el biofeedback, además de las aplicaciones móviles médicas para el usuario final, son conceptos que en esta materia no pueden pasar desapercibidos.

El cáncer ya no es siempre sinónimo de mortalidad. Como es bien sabido, puede ser una patología tratable. Pero este proceso suele ser tedioso y alargarse en el tiempo. Y la calidad de vida durante ese periodo suele disminuir exponencialmente. Por esta razón, surge la necesidad de que se aumenten recursos para que estos pacientes puedan convivir mejor con el cáncer o sus secuelas. Un ejemplo para llegar a esa meta es el programa Catch-Cancer: Activating Technology for Connected Health. Un proyecto de más de 2 millones de euros que comenzó el año pasado. Hasta 2020, los integrantes del mismo investigarán sobre la eHealth en pacientes oncológicos.

Pero vayamos a datos que ya están comprobados y sobre la mesa. Según el estudio Sistemas de e-Salud para el Apoyo a Pacientes Oncológicos: propuesta de diseño para futuros estudios evaluativos, elaborado por la Agencia de Evaluación de Tecnologías Sanitarias del País Vasco, la telemedicina es el sistema idóneo para monitorizar de forma remota la toxicidad del principal tratamiento contra el cáncer. Porque los efectos secundarios producidos por la quimioterapia es uno de los elementos que más perjudican la calidad de vida de los pacientes oncológicos. Tal como se cita el informe, “el empleo de las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) en este ámbito podría facilitar la identificación temprana de síntomas y la aplicación de intervenciones oportunas y podría beneficiar significativamente tanto a los pacientes con cáncer y sus familiares, como al sistema sanitario en general […] Permitiendo superar las barreras que existen en la actualidad para una mejor monitorización de los síntomas derivados del tratamiento con quimioterapia”.

La actitud del paciente oncológico

Pero sigamos desgranando los resultados del análisis de Orruño E., Becerra A., Piera J. M., Mateos M., Emparanza J. I., Asua J., Bayón J. C., Sáenz de Ormijana A. y del Río C. -autores de la investigación antes mencionada-. Ha quedado demostrado que existe “una aceptación positiva de las nuevas tecnologías por parte de los pacientes, con evidentes mejoras en la comunicación con los profesionales de la medicina y de la enfermería y un mayor apoyo por parte del personal sanitario”. De ahí nace un concepto nuevo: el de tele-oncología.

Apps para pacientes con cáncer

Gracias a esta dinámica, los pacientes, desde un primer momento, se sienten más tranquilos y protegidos. Ello es debido a que sus síntomas están siendo monitorizados mientras se encuentran en su domicilio. Y el teléfono móvil es el medio principal para conseguirlo, con las diferentes posibilidades que brinda. Una de ellas son las apps, y en este estudio del País Vasco se calcula que ya en 2015 había un total de 295 aplicaciones sobre cáncer. Aunque la mayoría no han demostrado su efectividad al 100%. Lo deseable es que los hospitales y los desarrolladores colaboren lanzando apps propias que relacionen directamente a los médicos de un determinado centro con sus pacientes. En definitiva, con un esfuerzo del sistema sanitario en ese campo, no solo se puede monitorizar a tiempo real y a distancia la toxicidad de la quimioterapia. También, se favorece un cambio de conducta en el paciente, siendo esta más positiva. Y como valor intrínseco, las personas que están atravesando este proceso de curación se responsabilizan más de él para optimizarlo en la medida de lo posible. Evitando, además, traslados contraproducentes al hospital en momentos críticos.

Este supuesto se corrobora también en el informe al que hoy atendemos. “Las apps [...] podrían suponer un importante apoyo a los pacientes con cáncer, promoviendo cambios conductuales, favoreciendo la monitorización remota de los síntomas asociados a la enfermedad o a la toxicidad derivada del tratamiento y proveyendo intervenciones de apoyo a tiempo-real, entre otras potencialidades”.

apps para enfermos de cancer

El papel de los profesionales sanitarios

Para que la eHealth pueda ayudar de forma efectiva a los pacientes oncológicos, es necesaria una formación de los profesionales al respecto. Otra asignatura pendiente en muchos casos que se podría resolver mediante talleres específicos para equipos médicos y de enfermería. Talleres que, sin duda, han de liderar los especialistas en tecnologías emergentes aplicadas a la salud.

Y a la hora de poner en marcha este tipo de iniciativas, los gestores de los hospitales han de tener en cuenta que se pueden generar cambios organizativos, ya que la salud digital ha de implementarse en el funcionamiento del centro. Una vez implementada, nace una nueva relación entre el paciente oncológico y los sanitarios. Más comunicativa, más directa, más fluida. En consecuencia, un avance en la atención médica.

Gamificación y biofeedback para pacientes oncológicos

Aparte de las apps y otros métodos de monitorización asociados al teléfono móvil, la calidad de vida de los enfermos o de cáncer puede favorecerse con otras herramientas propias de la eHealth, como la gamificación y biofeedback. En este caso, monitorizar ya no es el objetivo. Sino relativizar la enfermedad o aprender más sobre ella para actuar en consecuencia, respectivamente.

terapias para cancer

La gamificación permite un alivio psicológico para el paciente que sufre un tumor, con determinados videojuegos -incluso de Realidad Virtual- que les permiten evadirse sin dejar de tomar conciencia de su patología. Mientras tanto, el biofeedback es una terapia que descubre el origen de determinados malestares. Así, el paciente tiene un conocimiento preciso de estos que le ayuda a superarlos. Tratándose de pacientes de quimio o radioterapia (que en muchas ocasiones padecen ansiedad, estrés, depresión, dolores localizados, insomnio, etc.), el biofeedback contribuye -mediante los datos que aporta un sistema de sensores y su posterior codificación- a una mejora calidad de vida. Lo que, en definitiva, es la principal meta de la eHealth dentro del área oncológica.

ZENMNESS, S.L.