El empoderamiento del paciente, hacia el cambio en el modelo sanitario

El empoderamiento del paciente

Pacientes que participan en la gestión de su salud. Que se corresponsabilizan de ella depositando a la vez su confianza en el sistema sanitario. Un sistema que les da más protagonismo. Y que fortalece sus derechos y capacidades. Pero también los de las asociaciones y grupos de pacientes, a quienes se facilita el acceso a su información médica. El concepto del empoderamiento del paciente, sin embargo, nació ya en la década de los 70, atendiendo entonces a los colectivos vulnerables. Con la posterior llegada de la eHealth, el papel del paciente en el sistema sanitario adquiere un rol activo. Hoy lo analizamos en nuestro Blog, prestando atención a las ventajas de este nuevo modelo y a sus orígenes.

Antes, el papel del el paciente en el sistema de salud se limitaba al de “ser cuidado”. Pero el cambio de mentalidad difumina ese concepto. Y el poder de la información es la clave para que el paciente deje de ser un elemento pasivo. El nuevo perfil de paciente es una persona autocrítica, con capacidad de decidir. Que toma el control de su vida, concretamente de su estado de salud. Una persona entiende su enfermedad y los posibles tratamientos. Y que escoge si hay diferentes opciones, dentro de una atención más personalizada. Y que tiene una adherencia mayor a su tratamiento.

La mejora de la salud

El empoderamiento también se traduce en una salud más segura. Los estudios hablan de que si el médico confía en el enfermo, se producen efectos positivos en su recuperación. Ello se traduce, por ejemplo, en que un paciente bien informado sabrá detectar una anomalía o incidencia en su proceso de curación. Y podrá comunicarlo al profesional sanitario para que se reaccione al respecto. Una actitud participativa que, en definitiva, conlleva una mejora de la salud al fin y al cabo. Ya no se trata de sentarse a esperar, sino de tomar cartas en el asunto.

El paciente empoderado se informa, se involucra. Y las herramientas que utiliza para ello no son solo las que comprende la comunicación habitual médico-paciente. Utiliza el móvil y la tablet para acceder a las apps de salud y a la administración electrónica. Y usa habitualmente los wearables para monitorizar su salud. Pero también para prevenir enfermedades, gracias a la información de la que ahora dispone. Y en cuanto a las asociaciones de pacientes, estas, por su parte, apuestan por las redes sociales. Conforme a los resultados del “II Sondeo Pfizer de asociaciones de pacientes 2.0”, el 79,5% de las asociaciones encuestadas estaba presente en las redes sociales. Siendo Facebook la más elegida (con un 76%) y Twitter la segunda del ranking con un 57%.

el paciente empoderadoCambio del modelo sanitario 

La transformación del sistema de salud que trae consigo el empoderamiento del paciente es enorme. También a nivel financiero, ya que con este nuevo modelo de pacientes se consigue un consumo más racional del sistema sanitario. Un ahorro de costes que es beneficioso para los gestores de la salud. Quienes pueden en ocasiones mirar con algo de recelo este nuevo paciente con poder. Pero que es cuestión de tiempo que un concepto que tan solo tiene ventajas, se consolide en todo el mundo.

Las cifras del empoderamiento 

Según datos de Deusto Business School Health, entre el 60 y el 70% de las muertes no naturales se deben a comportamientos de salud que se podrían modificar. Un paciente “activado” -que es consciente de su poder y lo ejerce- puede llegar a ahorrar hasta un 21% del gasto sanitario que genera. Unas cifras que, como decíamos líneas arriba, no deben pasar desapercibidas a los responsables del sistema.

La regulación legal 

Pero, ¿cuál es el origen legal del empoderamiento del paciente? Pues lo encontramos en las leyes 39 y 40/2015, que establecen la relación entre las Administraciones públicas y los ciudadanos. Estas supusieron la actualización de la Ley 30/1992. El contenido de dicha ley se desglosa en dos con las últimas normativas. Principalmente en la 39/2015, que se centra en la participación de los ciudadanos en la Administración. Siendo una prioridad implantar una Administración completamente electrónica e interconectada.

leyes empoderamiento paciente

El ayer y el hoy del paciente empoderado

A pesar de que el término “empoderamiento del paciente” empezó a ser relevante en los años setenta, fue en otra década cuando se instauró en nuestro país. A principios de los 2000 nacía el Foro Español de Pacientes, auspiciado por Albert Jovell. Un médico que también sufrió un cáncer que años después le quitaba la vida. El FEP es una organización que promueve los derechos y deberes de los enfermos, dando voz a las asociaciones que defienden los intereses de los afectados. En la actualidad, el Foro engloba a más de un millar de asociaciones de pacientes, representando a casi un millón de pacientes y familiares.

Un congreso específico

Pero en 2018, el empoderamiento del paciente va mucho más allá del Foro de Albert Jovell. Incluso ya hay un salón profesional específico de ello: El XPatient Barcelona Congress. Se trata de una de las iniciativas principales de la comunidad XPA Barcelona (Experiencia del Paciente). Esta engloba instituciones del ámbito hospitalario, tecnológico, de investigación y de administración. Su objetivo es transformar el modelo asistencial para que se sitúe al paciente como el factor clave y prioritario.XPatient Barcelona Congress

En conclusión, la eHealth ha revolucionado el panorama sanitario, y no se concibe ningún proyecto en esta esfera sin que el paciente sea empoderado. Son terminologías íntimamente unidas, y que caminan juntas a un futuro de éxito seguro.

ZENMNESS, S.L.